A 30 AÑOS DEL 4 DE FEBRERO: LA ESPERANZA ESCONDIDA EN UN ¡POR AHORA!

Chávez dijo "Por ahora" y se convirtió en un para siempre.

A 30 AÑOS DEL 4 DE FEBRERO: LA ESPERANZA ESCONDIDA EN UN ¡POR AHORA!

Johanna Rivero

Javier Macadán

El amanecer del 4 de febrero de 1992 salió el sol de la esperanza para un pueblo que no estaba dispuesto a seguir llevando sobre sus hombros el peso de las políticas neoliberales impulsadas por el Fondo Monetario Internacional, y concretadas por el entonces presidente Carlos Andrés Pérez1 (CAP) en su Gran Viraje o más bien Gran Paquetazo.

Estaban por cumplirse tres años de aquella sublevación social ocurrida el 27 de febrero de 1989, estallido que muchos denominan Caracazo, pero que en realidad fue un sacudón en los principales asentamientos urbanos del país. En ese momento el pueblo sin una orientación política clara, debido a que las fuerzas de la izquierda venezolana habían sido disipadas ante la derrota de la Lucha Armada en Venezuela. Los excluidos, los vulnerados, los oprimidos, los explotados tomaron las calles a luchar contra el paquetazo. CAP y, el para entonces alcalde de Caracas, Antonio Ledezma respondieron ordenando a la policía metropolitana disparar contra los manifestantes, dejando más de 3000 víctimas. El descontento social se agudizaba por la incidencia devastadora de las políticas neoliberales en la vida del pueblo venezolano y la desesperanza crecía entre pozos de sangre.

En este contexto surgió el Frente Patriótico (FP), una agrupación política en la cual convergieron diversas figuras de izquierda en unión cívico militar para derrocar a un gobierno que en 1989 reprimió a un pueblo que intentaba defender sus derechos.

Aquellos líderes se prepararon para aquel día, el Teniente Coronel Hugo Rafael Chávez Frías y su equipo planificó la estrategia y en el Libro Azul plasmó llamar a una Asamblea Nacional Constituyente (ANC), variante asociada la tradición inaugural de la República, según los conceptos políticos de Bolívar y filosóficos de Simón Rodríguez.

El libro azul enfatizaba que el Sistema de Gobierno contenido en la propuesta política era la democracia participativa y protagónica «Todo el poder para el pueblo»

Por ello ese 4 de febrero comenzó a florecer en las entrañas de los más humildes la esperanza, aquella mañana cuando Hugo Chávez junto una rebelión de militares patriotas arriesgaron todo por recuperar la dignidad nacional.

Un por ahora que se transformaría en un proceso constituyente nacional y que generaría en el año 1999 la Constitución de la República Bolivariana de Venezuela.  el primer eslabón del nuevo constitucionalismo latinoamericano.

El Artículo 5 de dicha Constitución, se refiere a la soberanía como un atributo de altísimo valor republicano, residente en el pueblo, ejercido inmediata o mediatamente a través de las expresiones democráticas por los órganos del Poder Público, los cuales se encuentran sometidos a la soberanía popular, esto supone el principio de mandar obedeciendo para las diversas expresiones del gobierno venezolano.

Este principio está vinculado con el postulado de autodeterminación de los pueblos, el cual supone el derecho a decidir y establecer los criterios orientadores de la vida de su Estado, esto es «el derecho de decidir por sí mismo, los aspectos fundamentales de su vida como Nación, incluyendo la manera de determinar su forma de gobierno y las autoridades encargadas del mismo» (Gutiérrez, G, 2015), es decir, el derecho a ejercer su libertad y respeto de su voluntad soberana.

La autodeterminación es el derecho fundamental de los pueblos a ser visibilizados en el ordenamiento jurídico y en asumir un rol protagónico corresponsable en el ejercicio de sus deberes y derechos.

El poder popular es la toma de decisiones del pueblo, el ejercicio de la autoridad que se deriva de la acción colectiva consciente y planificada, para «dirigir la República sin operadores políticos» Izarra (2006). En otras palabras, es el gobierno autónomo de las comunidades organizadas para la dirección de su propio destino, lo cual implica la trasformación del gobierno en instrumento del pueblo, la emancipación, la justicia, un cambio en las relaciones de poder y fomento de la capacidad humana para discernir y elaborar juicios propios y, en consecuencia, construir su propio destino.

Cabe destacar que el ejercicio del poder popular requiere de conciencia, capacidad de asimilación, voluntad y constancia del colectivo revolucionario para sustituir la cultura representativa arraigada en el pueblo, lo representativo está atado al ejercicio del poder de las cúpulas, niega la participación de las mayorías, genera alienación y pérdida de la conciencia crítica.

Este poder se formaliza en la Ley Orgánica del Poder Popular, y demás instrumentos jurídicos, así como en los Consejos de Trabajadores, los Comités Locales de Abastecimiento y Producción, las Comunas, los Consejos Comunales, entre otros.

El Poder Popular es la forma como se concreta el proyecto político bolivariano escondido en aquel esperanzador “Por ahora”.

1 El Nacional publicó el 20 de febrero de 1977 una “denuncia” del The New York sobre los pagos secretos de la CIA a Carlos Andrés Pérez cuando era Ministro del Interior.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.