China empieza a actuar para que Las Malvinas vuelvan a ser suramericanas y Argentina

China empieza a actuar para que Las Malvinas vuelvan a ser suramericanas y Argentina

La imagen tiene un atributo ALT vacío; su nombre de archivo es alberto-xi-putin.jpg_825434843.jpg

Tulio Ribeiro

China ha intensificado su acción política fuera de sus fronteras. El apremiante futuro líder mundial en PIB hasta 2035 según su plan anual, se da cuenta de que el intento de ampliar la alianza OTAN-EE.UU. golpearía sus intereses principalmente en la isla rebelde Taiwán o en el suministro de tecnología de armas nucleares a los submarinos australianos. En este contexto, el reconocimiento del derecho argentino en Malvinas es una forma de revertir una injusticia y de lanzar una nueva escala de acercamiento con Argentina.

China empieza a actuar para que Las Malvinas vuelvan a ser suramericanas y Argentina

Las declaraciones en la embajada china en el Reino Unido aviva el reclamo argentino sobre las Islas Malvinas. En esta línea de actuación, la visión de Pekín sobre la soberanía de las islas ha «sido coherente», dice la misión, al reiterar el apoyo de Xi Jinping a las reivindicaciones de Buenos Aires. La acción conjunta del presidente chino y su homólogo argentino generó una reacción desmedida desde Londres, cuando pidieron conjuntamente la restauración de las islas.

Específicamente, China ha aumentado la presión sobre el Reino Unido por las Malvinas, insistiendo en que Londres responda a la última demanda de Argentina de que renuncie al control de las islas, conocidas como Las Malvinas en español, reiteró la posición de Beijing el martes, un día después de una airada respuesta de Londres. a una declaración conjunta del presidente Xi Jinping y su homólogo argentino, Alberto Fernández, en la que llamó a Argentina a tener «el pleno ejercicio de la soberanía» sobre las islas. 

La secretaria de Relaciones Exteriores británica, sectaria, Liz Truss, dijo que «rechazamos por completo cualquier pregunta sobre la soberanía de las Malvinas». El lunes, China ya había reaccionado con firmeza a la declaración de China afirmando el apoyo de Beijing al reclamo de Argentina sobre las Islas Malvinas, ya que las relaciones entre Londres y la principal potencia de Asia siguen siendo tensas. Los británicos junto con los estadounidenses intentan ayudar militarmente a Taiwán contra China y Australia proporcionando tecnología de armas nucleares y sus submarinos.

A través de un tuit, la secretaria de Relaciones Exteriores, Liz Truss, reverberó que el Reino Unido ha rechazado «completamente» «cualquier pregunta sobre la soberanía de las Malvinas». Ella escribió: “Las Malvinas son parte de la familia británica y defenderemos su derecho a la autodeterminación. China debe respetar la soberanía de las Malvinas”.

El presidente chino, Xi Jinping, y su homólogo argentino, Alberto Fernández, emitieron un comunicado conjunto el domingo en el que afirman que China «reafirma su apoyo a la demanda de Argentina del pleno ejercicio de la soberanía sobre las Islas Malvinas», utilizando el nombre argentino para el territorio. Los dos líderes se conocieron cuando Fernández estaba en Beijing para los Juegos Olímpicos de Invierno.

Argentina perdió las Malvinas tomadas ilegalmente en 1833 e intentó retomarlas en 1982. Reino Unido envió tropas y Argentina perdió la guerra de dos meses por el archipiélago del Atlántico Sur en un conflicto que cobró la vida de 649 argentinos y 255 soldados británicos. Otro episodio en la historia de los «Piratas del Caribe» como se les llama a los británicos, Inglaterra fue la primera nación narcotraficante del mundo, lo que llevó a la Guerra del Opio con China (1839 a 1842 y 1856 a 1860), cuando vendía la droga en el gigante asiático trayendo desde su entonces colonia, la India.

Mientras Argentina, por derecho registrado en la historia, reclama las islas, Londres dice subrepticiamente que las Malvinas son una «entidad autónoma bajo su protección».

Las relaciones con China ya se han visto tensas en varios frentes, incluido el hecho de que el Reino Unido se unió a un boicot diplomático liderado por Estados Unidos a los Juegos Olímpicos de Invierno de Beijing para protestar por el historial de derechos humanos de China. La declaración conjunta también dijo que Argentina «reafirma su adhesión al principio de una sola China», una referencia al reclamo de China de la democracia insular autónoma de Taiwán. Un reflejo del objetivo más amplio de hacer de la OTAN-EE. UU. los guardianes militares del mundo y recopilar reacciones al respecto.

«China y Argentina acuerdan mantener una estrecha comunicación y coordinación en asuntos internacionales y salvaguardar los intereses generales de ambos países y otros países en desarrollo», dice el comunicado. Usando una línea de Moroe desechada y tratando de hacer la vista gorda ante el gigantismo en el que se han convertido Rusia y China en el mundo. Fernández incluso se reunió recientemente con Putin, lamentando que los argentinos hayan dependido durante mucho tiempo de los estadounidenses y que Rusia desempeñaría un papel importante en la diversificación de nuevas relaciones.

Como resultado de este acercamiento, Xi y Fernández también prometieron una cooperación económica más estrecha y firmaron un memorando de entendimiento sobre la adhesión de Argentina a la «Iniciativa de la Franja y la Ruta», el proyecto insignia de Xi para construir infraestructura china en todo el mundo. China ha superado a Brasil como principal socio comercial de Argentina, y si las negociaciones con Beijing continúan, Argentina se convertirá en la primera de las cuatro mayores economías latinoamericanas en unirse a la iniciativa. Existe una fuerte posibilidad de que los Brics tengan a Argentina como miembro.

El ingreso de Argentina a la «integración de la Iniciativa de la Franja y la Ruta no será un cambio de paradigma, sino más bien una continuación de tendencias más amplias de mayor compromiso entre Argentina y China», dijo Pepe Zhang, director y miembro del Centro Adrienne Arsht para América Latina en el Atlántico. Consejo. De hecho, podría generar 23 mil millones de dólares en nuevas inversiones en la nación peronista.

La acción integrada de Estados Unidos, la Unión Europea e Inglaterra, recurrente en viejas prácticas de intentar controlar el mundo, delimitando fronteras a su favor, se opone a la realidad que avanza hacia la multipolaridad. Esto solo permite que Rusia y China amplíen sus alianzas pacíficamente. Las Malvinas significa un acto de justicia para reincorporarse a la nación argentina, después de todo, es sudamericana, y no tiene nada de sinergia con el norte, excepto tener invasores viviendo en sus tierras. Es el caso de tantos lugares del mundo como Guatánamo, Puerto Rico, la Guayana Francesa y la antigua Hong Kong, indebidamente incorporados por un norte que intenta mantener el colonialismo, incluso en otros tiempos, sin importar las distancias.

https://www.telesurtv.net/bloggers/China-empieza-a-actuar-para-que-Las-Malvinas-vuelvan-a-ser-suramericanas-y-Argentina-20220208-0004.html

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.