Rusia reconoce repúblicas mientras ucranianos desconfían de Biden y Occidente

Rusia reconoce repúblicas mientras ucranianos desconfían de Biden y Occidente

Tulio Ribeiro

La crisis en la frontera de Ucrania ha sumido el mundo en una situación de aprensión, al involucrar a la primera y segunda potencias militares del planeta en campos opuestos en una guerra eminente en medio de una Europa devastada entre 1939-1945 en la segunda guerra. Existe una probabilidad cada vez mayor de confrontación a medida que el ejército de Ucrania dispara artillería contra las repúblicas separatistas prorrusas de Donetsk y Lugansk, ahora reconocidas oficialmente por Vladimir Putin.

Rusia reconoce repúblicas mientras ucranianos desconfían de Biden y Occidente

Biden tiene más ego que habilidades en política exterior, se pone muy a la defensiva. El lunes(21/2), el presidente, firmó una orden ejecutiva que lanza sanciones económicas a las dos regiones separatistas de Ucrania que Rusia ya trata como independientes, el presidente aún tiene que imponer sanciones directamente a Rusia. Pero el gobierno apunta a las medidas que se tomarán el martes «para responsabilizar a Rusia por esta clara violación del derecho internacional». La realidad es que la Casa Blanca ha estado amenazando con sanciones contra Rusia durante semanas, pero no ha apretado ningún gatillo.

En este punto, el acuerdo de Biden «en principio» para reunirse con Putin podría cancelarse tras la declaración de independencia de Rusia. La justificación del gobierno ante la prensa estadounidense es que «no pueden comprometerse» a una reunión mientras Rusia continúa preparándose para una acción militar.

Por otro lado, fue el turno del embajador ruso ante la ONU, Vasily Nebenzya, de culpar a Ucrania por la crisis actual durante una reunión de emergencia del Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas el lunes , argumentando que la forma de garantizar la paz era que Ucrania detuviera el bombardeo de sus regiones orientales separatistas.

«Dejaré sin respuesta los ataques verbales directos contra nosotros», dijo Nebenzya, contrarrestando las duras críticas que sufrió Rusia por parte de la mayoría de los países presentes en la reunión. «Ahora es importante centrarse en cómo evitar la guerra y cómo obligar a Ucrania a detener los bombardeos y la provocación». El diplomático también agregó que el país espera que Ucrania «deje de hablar con sus propios ciudadanos en el este en el lenguaje de los cañones, los disparos, las amenazas y los bombardeos».

«Hemos pedido repetidamente a Kiev con firmeza que escuche las aspiraciones de las personas que viven en Donbas y los residentes de habla rusa del país para respetar su deseo totalmente legítimo de usar su lengua materna y enseñar a sus hijos en ese idioma y también honrar la memoria de aquellos que liberaron la tierra de los fascistas en lugar de aquellos que lucharon junto a los fascistas y participaron en la muerte de cientos de miles de personas durante la Segunda Guerra Mundial».

La embajadora de Estados Unidos ante las Naciones Unidas, Linda Thomas-Greenfield, tomó una posición diplomática contra Rusia durante una reunión de emergencia del Consejo de Seguridad de la ONU y dijo que las acciones de Rusia para llevar tropas rusas a las repúblicas separatistas dañar la «soberanía de Ucrania».

«El presidente de Rusia, Vladimir Putin, ha anunciado que Rusia reconocerá como ‘estados independientes’ las llamadas regiones DPR y LPR, el territorio soberano de Ucrania, un área controlada por los fiscales rusos desde 2014. Desde entonces ha anunciado que colocará tropas en estas regiones. Los llama pacificadores. Eso es una tontería», dijo Thomas-Greenfield. «Sabemos lo que realmente son. Al hacerlo, puso ante el mundo una opción. Debemos enfrentar el momento y no debemos mirar hacia otro lado».

Una idea que crece en Ucrania es que las advertencias cada vez más preocupantes de la Casa Blanca sobre una inminente invasión rusa de Ucrania no son más que un juego político diseñado para ayudar a los demócratas a ganar escaños en el Senado en el otoño. Como en otoño, Biden aparecería como un superhéroe, un superhombre con el argumento que evitó la Tercera Guerra Mundial.

Aunque las opiniones son contradictorias y difíciles de lograr la unanimidad entre los expertos, lo cierto es que la mayoría de los ucranianos simplemente no creen que Rusia vaya a invadir. A pesar de que aumentan las tensiones con más de 150.000 soldados rusos a lo largo de la frontera en Crimea anexada y la vecina Bielorrusia, solo uno de cada cinco ucranianos cree que un conflicto a gran escala es inevitable.

Lo que muestra una encuesta del Instituto Gorshenin, un encuestador independiente, realizada entre el 2 y el 14 de febrero, es que solo el 20,4 por ciento de los ucranianos cree que pronto ocurrirá una «invasión a gran escala», y solo el 4,4 por ciento está convencido de que es “definitivamente” teniendo lugar. En estos datos, el 62,5% está de acuerdo en que la invasión no se producirá “en un futuro próximo”.

La incredulidad en la guerra va de la mano con la desconfianza en Occidente. Hay una actitud crítica hacia las predicciones de Occidente, a saber, las notas alarmistas del tipo ‘Todo está perdido, habrá una invasión’. Los ucranianos piensan que la antigua nación soviética de 44 millones es solo un peón en los juegos geopolíticos de EE. UU., una herramienta útil para generar apoyo y ganar votos.

Los expertos señalan que las advertencias ominosas de Washington y el tira y afloja geopolítico en torno a Ucrania son buenos para Occidente y para Rusia. Por un lado, Rusia obtiene una forma de presionar a Ucrania y Occidente, generando entropía, incertidumbre. Corrobora esta idea de que el resultado de las sanciones está lejos de debilitar a Rusia, pero la actitud de Putin mata lentamente la economía de Ucrania.

En realidad, las sanciones occidentales que siguieron a la anexión de Crimea en 2014 no dañaron la economía de Rusia y, si Occidente está seguro de desencadenar nuevas sanciones, aún estará lejos de prohibir a Rusia SWIFT, un sistema global de transacciones financieras. Por lo tanto, es una decepción para los ucranianos que las medidas puedan tener un costo enorme en la economía de Rusia.

Después de la vergüenza en que el mundo fue testigo de la forma humillante en que los estadounidenses fueron derrotados en Afganistán, lo que le costó a Biden una caída de popularidad del 60% al 45%, EE.UU. no puede hacer nada porque nunca podría pensar en enfrentarse directamente a la segunda potencia nuclear del mundo.

Los Estados Unidos no quieren que los aliados se den cuenta de que ante los problemas latentes en su sociedad, simplemente no están dispuestos a sufrir pérdidas para defender a sus aliados. Quedan las reiteradas sanciones sin efecto sobre Rusia, que para evitar el ascenso de la OTAN cerca de sus fronteras actuará pragmáticamente para hacer lo que sea necesario para defender a Moscú, tal como hizo EE.UU. en la crisis de los misiles con Cuba.

https://www.telesurtv.net/bloggers/Rusia-reconoce-republicas-mientras-ucranianos-desconfian-de-Biden-y-Occidente-20220222-0001.html

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.